Historia PDE Institucionales

La Universidad de Antofagasta es la sucesora y continuadora legal de las Sedes Regionales en Antofagasta de la Universidad Técnica del Estado (UTE) y de la Universidad de Chile (UCH), siendo por tanto heredera de una larga tradición de 90 años. En efecto, la Sede de la UTE se remonta hasta el año 1918, cuando se crea la Escuela Industrial del Salitre y Minas, la que posteriormente pasa a denominarse Escuela de Minas de Antofagasta, y en el caso de la Sede de la UCH, se remonta a 1957 cuando se crea el Centro Universitario Zona Norte.

La Universidad ha vivido un aprendizaje organizacional en relación a la gestión estratégica, dentro de los cuales puede distinguirse las siguientes etapas del desarrollo:

Etapa de iniciación en la gestión:

La gestión institucional fue compleja y desafiante, con una dinámica interna de apertura a la reflexión y discusión. La toma de decisiones para incorporar cambios no tenía todos los elementos de información para tal efecto. En esta etapa se da lugar a una discusión interna y adopción de medidas que significaron aprender la importancia de conceptos como sustentabilidad financiera y buenas decisiones con base en información múltiple, diversificada y confiable.

Etapa de aprendizaje y ajuste:

Se formula el primer Plan de Desarrollo de la Universidad en democracia, “Plan Desarrollo Estratégico de la Universidad de Antofagasta 1995-1998”, elaborado íntegramente por equipo el directivo superior de la época. Los lineamientos que inspiraron el Plan fueron: la consolidación de áreas de actividad académica, el incremento de los servicios ofrecidos y el alcance de un liderazgo universitario regional. Los logros más notables en esta etapa fueron primeramente la implementación de un plan de infraestructura, que vino a cubrir necesidades de Medicina, Odontología, Servicios Estudiantiles, Recursos del Mar y Ciencias de la Salud. Un segundo periodo de la misma administración elaboró el “Plan Desarrollo Estratégico de la Universidad de Antofagasta 1998 – 2002” sobre la base de la realización de un Taller de Planificación Estratégica con participación de todos los estamentos de la Universidad. Los lineamientos que conformaron este Plan fueron: el aumento de la Excelencia Académica, el incremento de la Investigación, la diversificación de la extensión, el mejoramiento de la vinculación con el medio, un mayor liderazgo regional, la ampliación de la inserción internacional y la modernización de la gestión.

Etapa de continuidad:

Habiendo aprendido que la dirección de la Universidad debe realizarse con elementos de gestión que la hagan efectivas, se elaboró un nuevo Plan por la Rectoría de la Universidad mediante una actualización del anterior en consulta con Facultades y Direcciones Superiores de la institución, “Plan De Desarrollo Estratégico 2003 – 2008”. Se conservó los siete lineamientos anteriores y se agregó dos: el desarrollo de actividades de postgrado y el de una política de educación continua. El logro de esta etapa fue la instalación de los procesos de autoevaluación y acreditación de carreras. También se experimentó el primer proceso de autoevaluación voluntario, en el contexto del Plan Piloto de la Acreditación Institucional, donde la Universidad acreditó por tres años las dos áreas obligatorias, Gestión Institucional y Docencia de Pregrado.

Etapa de estabilización institucional:

Se elabora el “Plan de Desarrollo Estratégico Institucional 2008 -2012” mediante un amplio proceso de participación de toda la comunidad Universitaria. Desde sus orígenes se incorpora un elemento diferenciador de su estrategia de desarrollo, y es la Calidad. Los principales lineamientos adoptados fueron: el desarrollo del quehacer académico con calidad, la gestión Institucional para el aseguramiento de la calidad, el resguardo del equilibrio económico y financiero y la vinculación del quehacer académico con el desarrollo sustentable de la región. El Plan comienza a ejecutarse con planes operativos anuales, y su experiencia es evaluada como favorablemente en los procesos de acreditación de carreras, pues permitió a las Facultades alinear las debilidades de estos procesos con los lineamientos institucionales de desarrollo y permitió el financiamiento para las mejoras. En esta etapa la Universidad es acreditada por cuatro años en tres áreas: Gestión Institucional, Docencia de Pregrado e Investigación.

Etapa de Desarrollo:

Se solicita la ampliación de la ejecución del Plan de Desarrollo Estratégico Institucional 2011 – 2015, si bien todas las etapas contribuyeron con el desarrollo Institucional, en esta etapa se comienzan a evidenciar, la apuesta por modernizar los procesos de formación de pregrado y postgrado, mejorar las capacidades del capital humano, contar con infraestructura base para la docencia e investigación, el avance del postgrado, con tres Doctorados acreditados y una masa crítica de académicas y académicos que los soporta con productividad científica, con tres Magísteres Académicos acreditados. Estas actividades académicas se vinculan con el entorno e impactan de manera bidireccional, es decir se retroalimenta la institución del medio social en su quehacer y la comunidad (organismos sociales, públicos y privados) se beneficia de la Universidad en su ámbito de acción. En este periodo la Universidad acredita por cuatro años las áreas de Gestión Institucional, Docencia de Pregrado, Investigación y Vinculación. Las debilidades detectadas en el proceso de acreditación se suman a aquellas detectadas internamente por la comunidad interna y serán elementos claves para la formulación del Plan de Desarrollo Estratégico 2016-2020

Han transcurrido 20 años desde la primera Planificación estratégica, y la Universidad de Antofagasta se concibe como una organización que aprende, y desde esta perspectiva los seres humanos que la componemos aprendemos de los éxitos obtenidos como también de la identificación de aquellas prácticas que hacen que perdamos efectividad. Hemos aprendido que la materialización de las estrategias constituye “procesos de maduración lenta. En efecto, formular una estrategia de desarrollo adecuada, efectuar una eficiente gestión de la investigación o de los recursos humanos, así como de los programas, o la creación de una estructura organizacional adecuada, son procesos lentos que, en cuanto tales, tienen tiempos diferidos y plazos largos para empezar a lograr resultados”(*) .

El carácter participativo en la formulación del foco estratégico del Plan de Desarrollo 2016-2020, llevó a diseñar una metodología que convocó al mayor número de personas que colaboran para el desarrollo de la Institución. La Misión, Visión, Valores y FODA, recogen las miradas de todos los estamentos de la Institución.

Los desafíos del Plan de Desarrollo Estratégico 2016-2020 son múltiples, también los escenarios actuales presentan un reto para su ejecución. El avance efectivo de la innovación curricular, la ofertas de doctorados con el nivel de calidad exigido, el fortalecimiento de la Investigación, el reconocimiento del entorno por las buenas relaciones bidireccionales con él, la consolidación de un Sistema de gestión interno de la calidad, el despliegue efectivo del Plan de Desarrollo Estratégico a las unidades académicas y el esfuerzo permanente por la sustentabilidad económica son algunas de las metas que nos hemos propuestos para este nuevo periodo.

(*) Atria. R, “La gestión de las Universidades del Consejo de Rectores”

Universidad de Antofagasta • Teléfono +56 55 2637106 • Avenida Angamos 601 • Antofagasta • CHILE

Puedes contactarnos en

Dirección de Gestión y Análisis Institucional

UA